Menu
RSS

Supuestos psicólogos recetan agüitas de Bach, realizan constelaciones familiares y hasta piden meterse monedas en la vagina

Pedro Padilla, presidente de la Comisión contra el Intrusismo y las Pseudociencias Pedro Padilla, presidente de la Comisión contra el Intrusismo y las Pseudociencias

Comisión contra el intrusismo en psicología revela más de 150 casos de posibles estafas en España.

Una paciente aquejada por problemas de autoestima acudió a la consulta de un presunto psicólogo en busca de tratamiento psicológico. El profesional le aseguró que la mejor forma de acabar con sus problemas era empleando la “psicomagia”, y le solicitó una serie de ritos absurdos y extravagantes, como por ejemplo introducir en su vagina cuatro monedas de oro envueltas en papel de aluminio.

Este suceso es tan solo uno de los 150 casos que ha denunciado la Comisión contra el Intrusismo y las Pseudociencias del Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental ante la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Del total de denuncias realizadas, cuatro casos han sido derivados a los juzgados por la vía penal debido a que se trata de suplantación de titulación. Se trata de presuntos psicólogos que, en realidad, no lo son, pero se hacían pasar como tal.

El catálogo de sórdidos y delirantes procedimientos en el surreal mundo de las psicoterapias folk tiene para todos los gustos: la terapeuta que ofrece a mujeres mejorar su autoestima conectando con su “esencia de Diosa”, la psicóloga “floral” que recetando misteriosas pócimas extraídas de flores con propiedades “vibracionales” promete regular las emociones, el psicólogo que exime a los pacientes de total responsabilidad convirtiéndolos en víctimas de las constelaciones familiares.

“No podemos consentir que gente así, exponiendo un larguísimo listado de técnicas, engañe a la gente. No queremos que se nos vea como inquisidores, solo pedimos una elección consciente sabiendo cada uno en las manos de quien se pone. Si una persona decide ser tratado por un sanador, de acuerdo, pero que sepan a lo que se atienen”, explica Pedro Padilla, presidente de la Comisión contra el Intrusismo y las Pseudociencias.

Para el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental, la situación es cada vez más preocupante: el grado de intrusismo es tal que ya alcanza una proporción del 70-30. Es decir, que de cada cien consultas que se abren, setenta están dirigidas no por psicólogos clínicos o psicólogos general sanitarios, sino por terapeutas, psicoterapeutas, coaches o facilitadores emocionales.

“El número de personas que están ejerciendo estas funciones superan a los psicólogos, es brutal. Es mucho más fácil encontrar a un terapeuta o a un coach que a un psicólogo”, denunció Padilla.


Noticias Relacionadas

Síguenos en Facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.