Menu
RSS

Colegio Médico Veterinario de Chile: ¿Qué tan graves son las enfermedades de invierno en las mascotas y como prevenirlas?

Foto de Perrocontento.com Foto de Perrocontento.com
Dos son las principales patologías que afectan a las mascotas en esta época del año tanto a caninos como felinos. El Colegio Médico Veterinario de Chile (COLMEVET) te muestra los cuidados, cómo identificarlas, tratamientos y vacunas relacionadas con estas enfermedades.

Sientes que tu mascota está decaída y no sabes qué tiene ni cómo tratarla. Es que al igual que los humanos, los animales se ven enfrentados a enfermedades cíclicas, que se dan en ciertas épocas del año y que tienen diferente grado de gravedad.

Y cómo quizás no se trate sólo de un simple “resfrío” y se deba tener un mayor cuidado en su tratamiento, es que el Colegio Médico Veterinario de Chile explica cuáles son las patologías más comunes en esta estación del año y muestra cómo identificarlas, sus tratamientos y vacunas relacionadas a éstas. 

Erick Lucero, médico veterinario y vocero del Colegio Médico Veterinario, señala dos enfermedades que se dan en esta época. Una es la Rinotraqueitis Infecciosa que afecta a felinos domésticos y la traqueobronquitis infecciosa o tos de las perreras. Ambas enfermedades de las vías respiratorias superiores de gatos y perros respectivamente, con diferentes grados de complicaciones dependiendo de las condiciones ambientales de mantención de la mascota y de presencia o no, de su programa de vacunación al día.

Ambos obedecen a complejos cuadros respiratorios, que combinan diferentes agentes infecciosos. En gatos está causada por varios microorganismos, como Virus Herpes, Virus Calicivirus, Bordetella bronchiseptica y Clamidia, generando un cuadro respiratorio alto con presencia de conjuntivitis bilateral, rinitis con abundante secreción nasal, baja ingesta de alimento y dificultad respiratoria. En el caso del canino, participan diferentes agentes, entre los cuales contamos al virus de la Parainfluenza,  Adenovirus Canino-2 y Bordetella bronchiseptica. La signología observada, se asocia principalmente a presencia de tos seca, la cual muchas veces termina en una arcada, también puede observarse conjuntivitis y leve rinitis. Tanto en caninos como en felinos, la evolución del cuadro puede llevar a cursar una neumonía, e inclusive la muerte de la mascota por complicaciones médicas

Cómo prevenimos y evitamos enfermedades mayores

Pensando en que las mascotas menores son las que mayor contacto tienen con la población, el Médico Veterinario señala que entre los pasos a seguir, para evitar estas enfermedades, la consigna es la prevención, ya que tanto la Rinotraqueitis viral felina, como la Traqueobronquitis viral canina, son completamente prevenibles, tanto con manejos sencillos, como es el caso de evitar cambios bruscos de temperatura y concentraciones masivas de caninos y felinos, siendo primordial también el mantener un buen estado sanitario del animal a través de la vacunación de ambas especies.  

En relación a la vacunación, para el caso del perro, se considera dentro del programa de vacunación, inmunizar contra el virus de la parainfluenza, que se encuentra incorporado en las vacunas, tanto séxtuple como óctuple. Esta vacunación debe ser anual. En el caso del gato, la vacunación contra el complejo respiratorio se da en el contexto de la aplicación de la vacuna triple felina, que incluye tanto al herpes virus, como al Calicivirus. Esta vacuna debe ser aplicada cada dos años, a no ser que se tenga mucha concentración de gatos en una casa o se sea propietario de un gato con hábitos outdoor (externos), en los que la exposición a los agentes infecciosos es mayor, lo que pone en riesgo la salud de la mascota y se enmarca dentro de una incorrecta tenencia responsable.

Para poder identificar los síntomas, de debe tener en cuenta que en el caso del complejo respiratorio del gato la presencia de secreción nasal, estornudos, conjuntivitis bilateral, presencia de ulceras orales asociadas muchas veces a mal aliento, producto de su contaminación con bacterias, decaimiento, disminución en la ingesta de alimento debido a la imposibilidad de oler producto de la rinitis y el dolor que generan las úlceras orales, observándose además una disminución de la actividad diaria de la mascota.

Por otro lado, la signología del complejo respiratorio canino, muestra secreción ocular y nasal, estornudos y afonía. Sin embargo, el signo más característico de esta enfermedad es la tos, que es seca y suele presentarse cuando el perro realiza un esfuerzo o cuando se le aprieta el cuello al tirar del collar. Esta tos permanece unos segundos para terminar en una arcada. Además, se observa decaimiento y disminución en la ingesta de comida producto de la dificultad para ingerir el alimento seco.

“Los dueños suelen explicar en consulta que ‘el perro parece tener algo atascado en el cuello’, o que ‘se atragantó con algo’, ya que la tos se origina cerca de la garganta y produce una carraspera seca, que a menudo puede provocar arcadas e incluso vómitos. Aunque normalmente el estado de ánimo del perro, no suele verse alterado, si el cuadro evoluciona y produce fiebre, puede cursar con decaimiento y síntomas respiratorios y sistémicos más complejos”.

Finalmente mencionar que el COLMEVET considera de suma importancia cuidar la salud animal y la salud humana. “Los Médicos Veterinarios trabajamos conscientes de que debemos prevenir muchas enfermedades, que si bien en estos casos no son transmitidas a los seres humanos, si pueden afectar fuertemente a individuos de nuestra fauna. Es por ello que entre nuestras prioridades, está la preocupación por el medio ambiente y nuestra relación con él, enmarcándose en el concepto que es ‘Una salud’,donde equipos interdisciplinarios de profesionales aúnan sus esfuerzos para prevenir, detectar y responder, ante la presencia de algún agente, que afecte tanto la salud humana como animal y medio ambiental”, agrega Lucero.

Síguenos en Facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.