Menu
RSS

Halloween: Un enemigo poderoso para la salud de los niños

Halloween: Un enemigo poderoso para la salud de los niños

En este día comercial la industria de productos procesados no saludables destinados a la población infantil recauda millones, la celebración de “Halloween” está instaurada como una tradición más en nuestra permeable cultura chilena que desvaloriza lo local y enaltece lo foráneo. Luchamos contra los altos índices de obesidad infantil, al mismo tiempo que nos alineamos con esta fiesta que amenaza la salud de los niños.

Una de las tradiciones que ha adquirido nuestro país durante los últimos años, es la celebración de Halloween, en la cual no solo los disfraces cobran protagonismo, sino que además la recolección de dulces por parte de los más pequeños.

En un comunicado de prensa emitido por la Universidad San Sebastián, Daniela Marabolí, nutricionista de esta casa de estudios explica qué “en relación a lo anterior es importante que los padres tengan en cuenta que por muy fructífero que sea el recogimiento, es fundamental la forma en que se fraccionaran estas golosinas para su consumo, dado que la Organización Mundial de la Salud, recomienda que la ingesta diaria de azúcar no exceda el 5% del total de calorías, con el fin de reducir la obesidad, las enfermedades asociadas y las caries. Por otro lado, se debe ser responsable con la alimentación de los pequeños, considerando que Chile ocupa el 6° lugar mundial en obesidad infantil y el primer puesto en América Latina”.

Las golosinas en general, tienen un gran aporte calórico el cual proviene básicamente de azúcar o sacarosa, por lo que son consideradas como “calorías vacías”, es decir, no presentan aporte de ningún otro nutriente para los niños, explica Marabolí.

CONTENIDO CALÓRICO APROXIMADO GOLOSINAS

 

Idealmente la alimentación de un escolar, debe estar compuesta por 4 tiempos de comida (desayuno- almuerzo – once y cena) más una colación a media mañana, la cual puede variar entre una porción de fruta (65 kcal), un lácteo descremado (65 kcal) u otro alimento que no sobrepase las 70 kcal.

La dinámica que se genera durante Halloween es muy entretenida para los pequeños, por lo que el objetivo no es que se aíslen sino que el interés se centre mayoritariamente en la fiesta y que disminuya el protagonismo de los dulces y así resguardar el estado nutricional y la salud de nuestros niños. “Una estrategia para lograrlo es adquirir en el comercio golosinas con menor aporte calórico (hasta 70 kcal) para regalarles”, dice Daniela Marabolí.

Es importante recalcar, que no es recomendable el reemplazo de alimentos saludables por golosinas, en el peor de los casos, son excepciones que se pueden realizar en fechas comerciales y que no se deben adquirir ni fomentar malos hábitos en los niños como el exceso de consumo de comida chatarra, lo principal es la educación para que puedan seleccionar y comprender que el consumo de alimentos con nulo valor nutritivo no generan ningún beneficio para la salud, sino todo lo contrario.

Síguenos en Facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.