Menu
RSS

Palacio Cousiño: belleza y modernidad

Foto de Plataformaurbana.cl Foto de Plataformaurbana.cl

Hace unos días se anunció que el domingo 28 de mayo, con motivo del Día del Patrimonio, y luego de siete años en reparaciones debido a los daños que sufrió como consecuencia de los efectos del terremoto de 2010, el Palacio Cousiño, la mansión mejor conservada de la época dorada de la minería chilena, abrirá sus puertas.

Construido entre 1870-1878 por el arquitecto francés Paul Lathoud, constituye un testimonio de la influencia europea en las construcciones de la época. El matrimonio de Luis Cousiño e Isidora Goyenechea –dueños de minas de plata, de carbón en Lota, de haciendas, fundos, que tenían su propia flota de barcos y de la viña Cousiño Macul- puso a disposición de Lathoud sus naves para que trajera de Europa, Francia especialmente, todo lo necesario para la decoración del palacio. La temprana muerte de Luis Cousiño en 1873 impidió que la familia completa disfrutara del inmueble, el que fue ocupado por su viuda, sus hijos, y los descendientes entre 1878-1938.

El hall del palacio Cousiño en el año 2011. Fotografía diario La Tercera

Lo construcción es opulenta, de dos pisos, rodeada en sus orígenes por un amplio jardín contigua a un parque de dos cuadras, conjunto diseñado por el paisajista español Arana Bórica. De estilo neoclásico, con influencia francesa es una obra de selecta arquitectura versallesca que bien merece la pena conocer y visitar. 

Interior del Palacio Cousiño. Foto de La Tercera

El palacio posee 12 salones en el primer piso destinados a diversas actividades: grandes celebraciones, actividades musicales, comedor, salón de té, sala de armas, pinacoteca. Todos los espacios fueron ricamente decorados con terciopelos, brocatos, porcelanas, muebles y parqués tallados a mano en madera de nogal, roble americano, caoba, ébano y haya alemana, cortinajes finísimos, cerámica de mayólica italiana. Sus puertas de acceso se hicieron de cedro tallado a mano. Como conjunto revela el ethos aristocrático de Chile de fines del siglo XIX e inicios del XX.

Interior del Palacio Cousiño. Foto de Plataformaurbana.cl

El palacio se dotó de los primeros adelantos de su época, entre ellos, una central eléctrica y el primer ascensor que hubo en Chile, encargado a la casa Astrickler & Küpfer, y que funcionaba gracias a una planta en base a presión de agua, además contaba con un sistema de calefacción central y una red de intercomunicadores en las habitaciones.

Este espacio de nuestra historia merece ser conocido por todos ya que nos conecta con nuestro patrimonio y coloca en valor la enorme visión y generosidad que tuvo la familia Cousiño de legar edificios y parques a toda la nación.

Cristian Medina Valverde. Instituto de Historia. Universidad San Sebastián

Síguenos en Facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.